El principio de que todas las posturas ideológicas son respetables y de que prima la libertad de expresión en un estado democrático de Derecho, es precioso. Como jurista me encanta el Artículo 20 de la Constitución. Pero no confundamos.

No es respetable (y por lo tanto no respeto) el discurso de odio hacia los refugiados, esgrimiendo argumentos ignorantes que los vinculan con el terrorismo yihadista o la delincuencia en general. Y digo ignorancia en vez de decir estupidez, porque todavía confío en que la gente que opina alegremente sobre un tema tan complejo reduciéndolo a un racismo añejo, no ha leído un periódico en su vida y tampoco conocen el significado de la palabra “empatizar”.

refugiados

No respeto, ni mucho menos, a quienes aplauden las medidas que pretenden alejarlos de Europa. Y me defrauda el proyecto europeo en el que siempre he creído (y creo).

Gracias Jordi Évole y Salvados por hacer un poco más visible y humana la crisis de los refugiados con el documental “ASTRAL”, aunque algunos todavía vayan a sufrir de ceguera autoinfligida. Si a veces sentimos que no podemos hacer nada desde el calor de nuestras casas y a menudo normalizamos las cifras de fallecidos en un mar en el que todos nos hemos bañado, al menos podemos aportar donaciones a las ONGs que sí que lo vieron posible (Proactiva Open Arms, MSF, ACNUR..)

PELICULA DOCUMENTAL ASTRAL PRESENTADA POR SALVADOS Y JORGE EVOLE