Sin Continente

Menú Cerrar

Un caos calmado

C3

Etimológicamente, caos viene del latín chaos y significa abertura o agujero.  Yo me quedo con abertura, sin duda.

Agujero suena oscuro, un agujero ni siquiera tiene porqué tener salida, pero abertura alude a que hay algo al otro lado, a que vienen cosas nuevas (no tienen porqué ser cosas buenas, quizás sean malas, pero lo malo te nutre también, lo acepto). Me daría pena no tener ese chaos, no tener aberturas para poder sacar de vez en cuando un poco la cabeza, para mirar o para respirar. Me da pena lo hermético, me agobia. Por eso mi caos es un caos calmado, tranquilo, firme pero suave. En mi caos cabe cualquier cosa, pero quiero que siga siendo sólo mío. He compartido mi caos sobre algunos hombros, pero al compartir no pierdes la propiedad, ni la intimidad. He querido a veces compartirlo, y he querido también echar a todo el que no fuese yo. Pero sigue siendo mi caos.

Ahora caos significa desorden, confusión. Y ¿Por qué lo ordenado y lo claro tiene que ser lo bueno? ¿Por qué es mala la ausencia de orden? No podemos ordenar el caos, ni podemos llamar ordenada a la vida, sería un insulto… A ella que se empeña siempre en ser impredecible.

Hoy soy un caos bonito, quizás mañana sea cosmos.