Sin Continente

Menú Cerrar

Seljalandsfoss y la cascada secreta

Islandia dice ser “the land of fire and ice” pero yo creo que falta el elemento más importante en la ecuación: El agua. Es imposible recorrer un kilómetro de la isla sin encontrarte una cascada. Las erupciones volcánicas que hacen que se derritan los glaciares de la cima, y la geografía de la isla propician la aprarición de increíbles cascadas.

Una de mis favoritas es Seljalandsfoss, la cascada del río Seljalandsá, porque puedes atravesar el salto de agua (de más de 50 metros) andando por detrás.

seljalandsfoss 4

Cuando estás detrás de la cascada eres realmente consciente de la fuerza con la que cae el agua, cosa que no sucede con otras cascadas que ves desde lejos. Al caer, el agua forma olas en el lago de debajo e incluso produce un viento frío y húmedo. Eso es sentir la naturaleza, dicen.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Continuando por el sendero – que ya de por sí merece la pena – llegamos a otras cascadas más pequeñas.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Una de ellas es la cascada secreta, Glúfrafoss. Está escondida dentro de una cueva y es preciosa. No es fácil entrar sin mojarte un poco los pies pero sin duda merece la pena.

Desde luego que, para mi, Islandia es la tierra del agua.

 

Processed with VSCOcam with c1 preset